Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer

 

El día 25 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer aprobado el 17 de noviembre de 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En el pasado nuestra sociedad, aunque conocía la existencia de situaciones de maltrato a la mujer, “miraba para otro lado”. Situaciones de violencia por razón de género eran ocultadas y silenciadas (pese a ser conocidas por familiares, amigos, vecinos, etc). Sin apenas apoyo social ni institucional, la mujer víctima de malos tratos se veía abocada a sufrir y “tolerar” lo que por desgracia le tocaba vivir. Generalmente se entendía que era una cuestión que debía quedar dentro del ámbito privado y familiar.

Hasta finales de los años 90 no se tomó conciencia de que había una necesidad imperiosa que obligaba a actuar para combatir este tipo de delitos. Como respuesta a ese clamor el 28 de diciembre de 2004 se aprobó una ley específica contra la violencia de género, concretamente la Ley Orgánica de Medidas de Protección de Integral contra la Violencia de Género. Para la normativa constituye violencia de género la violencia física, psicológica y sexual, así como las amenazas, coacciones y las privaciones arbitrarias de la libertad. Como consecuencia de ella, además, nacieron los Juzgados especializados en violencia contra la mujer, y también la Fiscalía contra la violencia contra la mujer.

En el año 2017 se aprobó un pacto de Estado contra la violencia de género que pretende implantar diversas medidas para la lucha contra esta lacra. Entre las medidas se contempla la ampliación del concepto de violencia de género a todas las formas de violencia contra las mujeres en base al Convenio de Estambul. Esta ampliación conllevaría que se considerase víctimas de este tipo de violencia a las mujeres que han sufrido agresiones sexuales o han sido asesinadas por hombres con los que no mantenían ninguna relación sentimental.

En lo que va de año las víctimas ascienden a 52 mujeres, según el último balance del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad. Destacar de esos datos que de las 52 víctimas mortales habidas este año, 41 no había interpuesto nunca ningún tipo de denuncia previa. El año 2008 fue el que, desgraciadamente, representó el mayor repunte registrado que ha existido en víctimas mortales, concretamente 76 mujeres. En junio de 2019, y con el asesinato de Ana Lucía da Silva, se llegó a la víctima mortal número 1.000 desde que hay registros oficiales (año 2003).

Recordar el número de teléfono 016 de atención a las víctimas de violencia de género, donde las mujeres afectadas pueden llamar gratuitamente las 24 horas del día y sin que este número quede registrado en la factura de teléfono. Además, se atienden las llamadas en diferentes idiomas.

Finalmente, agradecer los servicios y dedicación que numerosos representantes de sectores profesionales e instituciones ofrecen a las víctimas de estos delitos (jueces, fiscales, policía, abogados y en especial abogados del turno de oficio de asistencia a la víctima de violencia de género, psicólogos, educadores sociales, etc).

Visto el panorama actual, y en el caso de que se vea afectado/a por una situación similar, le aconsejamos que ponga su caso en manos de un abogado que pueda asesorarle y defender sus derechos.